Nuestro Método de Enseñanza

    Cuando formamos Rodmell House estaba claro para nosotros que queríamos adaptar un tipo de enseñanza basado en el enfoque comunicativo.

    ¿Qué es el Enfoque Comunicativo (EC)?

    Es un método de enseñanza de idiomas basado en la conversación. En contraste con otros sistemas más tradicionales, aquí se persigue siempre el uso de la lengua en contextos reales. La gramática y el vocabulario se introducen sobre el contexto de las conversaciones y de las situaciones prácticas, no por pura memorización.

    En otras palabras, el método se centra en utilizar la lengua como una herramienta para alcanzar objetivos reales, así como pedir un plato en un restaurante o negociar una venta. También enfatiza una fuerte interacción entre el profesor y el estudiante, así como el uso de medios de comunicación convencional incluidos los periódicos, revistas y horarios.

    Un ejemplo de un ejercicio sería hacer que un estudiante explique a un hipotético turista sobre cómo conducir hasta un punto determinado, o averiguar sobre qué andén sale el tren que tenemos que coger preguntando a un empleado de la estación.

    ¿Cómo lo incorporamos?

    En Rodmell House nos centramos en un uso real de la lengua a través de la conversación y los materiales de uso diário. Nuestro principal objetivo es ayudar a nuestros estudiantes ganar confianza y fluidez mientras hablan, aunque también insitimos de la importancia de la práctica del listening, writing y reading. Proveemos a nuestros estudiantes de ejercicios prácticos que permiten la práctica de esas habilidades en situaciones de la vida real como escribir una carta de presentación para un puesto de trabajo o llamar a una agencia de viajes para reservar un vuelo.

    Además, animamos a nuestros estudiantes a encarar sus necesidades lingüísticas, tanto en el presente como en el futuro, y venir con ejemplos en los que quizás vayan a utilizar la lengua. Es entonces cuando actuamos utilizando la interpretación de roles. Creemos que los estudiantes tienen que jugar un papel importante en el diseño del contenido de su propia clase así pueden ser lo más relevantes y útiles posibles.

    Por último, motivamos a nuestros alumnos a interactuar con el lenguaje fuera del aula de forma diaria, con hábitos simples que incluya la lectura del titular de un periódico o fijar el idioma del móvil a la lengua objetivo.